martes, 5 de junio de 2012

Churras con Merinas


En la reunión que mantuvo la consejera de educación Dolores Serrat la semana pasada con Asociaciones de Madres y padres de la provincia de Huesca una  madre que lleva a sus hijos a una escuela concertada preguntó “sin ánimo de entrar en debates” cuánto costaba un alumno en la pública y otro en la concertada a lo que la consejera dijo alegremente que un alumno de pública costaba el doble que un alumno de concertada. No entraré en este artículo en la ética de la pregunta puesto que cuantificar la educación al menos a mi me resulta bastante más complejo que esto, pero sí que me gustaría que la consejera sacara esas cifras a la luz, por el bien de todos/as

Si alguien de los que me está leyendo tiene alguna duda, la enseñanza concertada se trata de una enseñanza privada (gestionada de manera privada) pero pagada por todos. Aunque todos paguemos de nuestro bolsillo estos centros es muy difícil hacer una comparativa con los centros públicos ya que los concertados eligen su ubicación , su profesorado (no en base a criterios de capacidad y merito precisamente) y hasta su alumnado atendiendo a unos criterios mínimos exigidos. En la educación pública estamos todos y queremos a todos. Por eso es difícil cuantificar y mucho menos hacer comparativas en términos económicos entre la Pública y la concertada debido al principio básico matemático de no mezclar churras y merinas. Las últimas entradas al blog resultaron algo largas por lo que voy a intentar no extenderme tanto y realizar unas apreciaciones sobre esa imposibilidad comparativa en términos económicos entre pública y concertada.
 ¿Cuántas escuelas concertadas hay en Plan ,en Hecho o La Fueva? La concertada es un negocio y por tanto se basa en criterios de negocio, por eso en el medio rural es apenas inexistente por lo que a la suma de sus partidas no hay que sumarle, transporte escolar, comedor etc, como sí ocurre en la suma total de los centros públicos (ya tenemos un dato que hace difícil la comparación).  En el apartado 5 del artículo 27 de la constitución se dice que “los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes. Por lo tanto los niños de la escuela Rural tienen el mismo derecho que los de otros lugares a recibir esa educación pública de calidad. Este año de recortes para casi todos aumentará la partida para la concertada. Esa que no garantiza el derecho constitucional en el medio Rural y que le sale tan barata a la consejera. En esas cuentas también deberían aparecer datos específicos de alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo u otras circunstancias especiales, ¿cuántos en la pública y cuántos en la concertada? Personalmente prefiero que todos estén en la pública con los recursos suficientes, pero actualmente con qué recursos contamos unos y otros para atender este hecho?. Otro apartado que no me gustaría dejarme es el siguiente: ¿Con qué fondos se sostienen los edificios de los centros concertados? 
Yo no lo sé, pero ese dinero sale de algún lado. Quizá también aparezca  partidas públicas que sustente dichos edificios por diferentes órganos… iglesia, subvenciones, etc  y que puede olvidarse de incluir en sus cuentas.

Tras estas apreciaciones permítanme ponga en duda que la enseñanza pública sea el doble más cara, ni siquiera comparable. Me lo creeré cuando vea las cuentas claras y bien hechas. Mis cuentas son las siguientes, si usted quita conciertos educativos y esos niños acuden a centros públicos se ahorra más dinero que cerrando las aulas de por ejemplo El Parque o Pío XII. 

Finalizo una vez más con un recordatorio. Tal y como está recogida en la constitución la educación es un derecho social, es un derecho de prestación por el que los poderes públicos están obligados a organizar un sistema educativo esencialmente estructurado como un servicio público.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada